Con su tienda en pleno apogeo, decide irse a Nueva York para formalizar y expandir sus conocimientos, tomando cursos de drapeado y patronaje en Parsons School of Design y FIT.

En medio de sus estudios regresó a la isla para dar a luz a su primera hija: Carla Quiñones Polanco, fiel al deseo de que sus hijos nacieran en República Dominicana.

Ese mismo año, entre viajes para llevar diseños a producción presentó la colección ““El Geometrismo y las líneas definidas” en el Gran Hotel Sheraton. “Los exquisitos diseños de la Polanco son para la mujer activa, y a la vez eminentemente elegante. Jenny, mujer inquieta y trabajadora, pasa actualmente una temporada por esa urbe encantadora y enigmática de Nueva York, perfeccionando sus estudios de diseño y alta moda”. Reportaje Listín Diario por Yazmin Ríos, 13 de diciembre de 1982.

“Es época de llevar ropa práctica que tanto se pueda usar para una cena como para ir al cine”. Reportaje Periódico HOY por Jacqueline Ventura, 14 de agosto de 1982.