Con la nueva experiencia como madre y amigos cercanos con hijos, encontró una necesidad de hacer ropa de niños divertida. Junto a Minou Tavárez Mirabal abre la tienda “Carajitos” que estuvo ubicada en la calle José Contreras en Santo Domingo. Desde sus inicios siempre con orgullo de lo dominicano y como parte de su filosofía de diseño hacía hincapié en “Estilos confeccionados enteramente por manos dominicanas; la ropa de niños hecha aquí siempre ha sido de excelente calidad…”

Para el 19 de abril de 1984 presentó la colección “Armaduras de Verano” con un desfile de moda en el parque central de Puerto Plata. Jenny definió esa colección como una sinfonía en blanco para los días calurosos que avecinan: “Trajes de inspiración griega con drapeados sujetados por piezas de cuero, juegos de transparencias en texturas vaporosas como el organdí y hombros despejados…”. Periódico El Caribe, 11 de abril de 1984 (Fotos Jaime Enrique De Marchena)

“Si la mujer se recarga, lo que brilla y llama la atención no es ella y su elegancia, sino todo lo que lleva puesto y por eso en mis diseños quiero que ella se luzca” Reportaje Periódico Hoy por Laura Espaillat, 15 de diciembre de 1984.