El Caribe invita a crear diseños que dejen partes del cuerpo al descubierto y Jenny veía en esto un reto importante: Mostrar la piel manteniendo la elegancia. La colección “Lino y Organdi” lleva por nombre el de dos materiales que marcaron su trayectoria con ese sello ultrafemenino, cómodo y de vanguardia.

“El calor criollo está siempre en nuestro medio ambiente, la ropa que necesitamos ha de facilitar nuestra transpiración. Los vestidos con los hombros al descubierto ayudan al respecto, cuando se trata de vestidos destinados a las horas nocturnas…” Listín Diario por Carmenchu Brusiloff, 22 de septiembre de 1987

“Es la abundancia del material que hace sentir la mujer libre y muy moderna”