Aunque el lino y el ámbar siempre fueron sus materiales predilectos, este año el cuerno y el larimar cautivaron su corazón de una forma especial. Hermosos detalles en cuerno se convirtieron en los eslabones principales de blusas y vestidos en charmuse y crepe. Para fin de año presentó una colección llamada “Tapestry” donde brocados franceses de tapicería se lucían en una serie de vestidos de silueta estructurada.

Habían pasado ya 20 años desde su proyecto “Carajitos”, pero la inspiración con la ropa para niños vuelve a tomar fuerza y la aprovecha en una colaboración con Sharon Sued bajo el nombre de Jenny Polanco Girls, una colección para niñas con piezas en ámbar, perfectas para salir combinada con mamá.

Casa de Campo la acoge nuevamente, esta vez en Altos de Chavón, donde abre una pequeña tienda de joyería y complementos.

La Revista HOLA publica una imagen de La Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, en la que luce una cartera en piel italiana con broche de plata y ámbar de Jenny Polanco que la coronó como realeza de la moda, la pieza se convirtió inmediatamente en una de las más aclamadas a nivel local e internacional.

FE DE ERRATA, la foto número 3 fue publicada por error en el 2006.