La amistad de Jenny con los fotógrafos se convertía en una simbiosis creativa de la cual salía gran parte de la identidad de la marca. Este año junto a Emiliano Larizza decidieron visitar tres escenarios completamente diferentes para presentar las diferentes colecciones, es así como recorren el barrio de Santa Bárbara en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, el centro histórico de San Pedro de Macorís y Kingston, Jamaica.

En Santa Bárbara redescubre el primer barrio de artistas, artesanos y canteros de Santo Domingo, su gente, la sensibilidad de sus muros donde todavía podíamos encontrar restos de aquellas piezas de Silvano Lora que en un momento marcaron territorio con cultura.

La nostalgia del centro histórico de San Pedro de Macorís nos recuerda el momento en que nace el comercio portuario en nuestros país. Edificios, balcones forjados, ruinas de una arquitectura rica en detalles que hacía similitud a los tejidos eyelet, cinturones de cuerno y detalles en guayacán de su moda en ese momento.

Aprovecha su participación en el Jamaica Fashion Week en Kingston para fotografiar su moda en escenarios locales de valor cultural, captando a través de ellos la sensibilidad de su gente, su raza, sus valores y colores. Un viaje memorable.

Abre en Blue Mall una nueva tienda que estuvo vigente hasta mediados del 2014.

Jenny Polanco es el primer “brand” de la industria textil-confección dominicana. (Jenny Polanco y el Diseño de la Moda Dominicana. Dominicana Moda 2011. Sócrates Mckinney)